"El tiempo es oro"

¿Quien fue el primero en pronunciar esta famosa frase? Pues la verdad es que ni idea. La frase es tan corta y con un sentido tan general que supongo que sería imposible determinar quien es su propietario o más bien su inventor. Pero lo que si se conoce es quien la hizo popular, y ese fue Benjamin Franklin. Bueno, no concretamente esa frase, si no la que se utiliza como equivalente en el mundo anglosajón: "Time is money".

A pesar de que muchos se la otorgan al escritor inglés Edward Bulwer-Lytton, Franklin ya la empleó anteriormente en una de sus obras más famosas: "Consejos a un joven comerciante". En ella, y de forma epistolar, Franklin aporta una serie de consejos, siendo el primero de ellos el que recoge nuestra frase. "Remember that time is money".

Aunque dejar una frase para la posteridad ya es algo notable, y son pocos los que lo consiguen, Benjamin Franklin, como ya sabemos, no se quedó ahí y dejó su huella en la Historia por muchísimas más razones: fue uno de los protagonistas de la independencia de los EEUU, firmante de su Declaración de Independencia así como del famoso Tratado de Versalles de 1783, considerado uno de los padres de la patria estadounidense y redactor de la Constitución americana. Además también tuvo tiempo para destacar en el campo de la Ciencia enunciando el "Principio de Conservación de la Electricidad" o inventando el pararrayos (gracias a su famoso experimento de la cometa) y las lentes bifocales.

Al lado de todo esto, a mi me queda preguntarme: qué insignificante y aburrida es mi vida en comparación a estos personajes ¿no? Bueno, tengamos la esperanza de que el destino nos tenga algo guardado.

Como anécdota, decir que finalmente la Historia quiso, tal vez para hacer honor a aquella famosa frase que popularizó, "Time is money", que el rostro de Franklin apareciese en diferentes monedas y sobre todo en los actuales billetes estadounidenses de 100 dólares.

1 comentario: